miércoles, 24 de febrero de 2010

Cuento mínimo.2

El coche que me adelanta luce una pegatina en su cristal trasero, al uso. Bebé a bordo. Es cambio de rasante. Obviamente.
Más allá, está empotrado en el camión.
"Espero que el lenguaje fuera figurado", pienso.

miércoles, 10 de febrero de 2010

...y el rito antiguo

... Y aún mayor honor les es debido
cuando preven, y muchos lo preven
que surgirá por último un Efialtes
y los persas terminaran pasando.


Termópilas. C.P. Cavafis.





Hoy, al enfrentarme a la pluma y a la moleskine, ante mí, las hojas tornan rosa y humo.


Ya nada es igual. No puede serlo. Ajeno a eslóganes y proclamas de los políticamente correcto, mi mundo nuevo ha cambiado.


La póker estilizada y el tabaco extinto me acompañan.


Cómo explicar lo inexplicable. La vida abriéndose paso a través de la sangre y el llanto. Cómo comprender lo incomprensible, la carne nueva y la mirada eterna, tras la cópula, la espera y el deseo.


La vida nueva en el nuevo mundo, que ni comprendo ni explico ni quiero para ella.



He sido padre, y tras la incertidumbre, la alegría y la felicitación, en la soledad de la noche ajada de nervios y cansancio, fumé.


Una pipa de tabaco arcaico y viejo, en honor de la vida nueva y el rito antiguo. Perfumé la noche mediterránea con el humo denso y sabio, agradecido, saboreando el instante en que, en un minúsculo, indefenso y hermoso cuerpo de niña, mi alma se perpetúa gracias al gen y al amor.


Y pienso; cuando esa niña tenga edad y sus ojos puedan leer esta lineas y comprender, espero que alguien pueda explicarle que su padre, en la noche de luz y dicha de su nacimiento, celebró su mundo nuevo fumando una pipa de tabaco. Pues hubo un tiempo en que los hombres eran libres, y podía hablar, discutir y fumar sin ser perseguidos y estigmatizados. Y que cuando vea los anaqueles de libros y pipas, pueda entender que para algunos irredentos eran armas y bagajes en su lucha por la libertad y el individuo, y que libraron la batalla con cierta elegancia, pese a que los persas siempre terminan pasando.


Escrito fumando la Carsipe Laurita con Balkan Sobranie.



Esta entrada es casi respuesta a un post hermoso que la pluma virtuosa, fácil y elegante de Thomas Bernhard -o Ralph- me dedicó en el blog la pipa es el tiesto de las flores del humo, felicitándome por mi reciente paternidad. También, gracias a su benevolencia, ha sido publicada en dicho blog poético y fumador, con el que a ratos colaboro.

lunes, 1 de febrero de 2010

La nada y el atrevimiento-cuento mínimo-

PENSAMIENTO:

"Esto del internet y el correo electrónico es lo que tiene.

Poca justificación. En su uso y en la parquedad y el silencio.

Si se usa por hacerlo, si no, por la incertidumbre y la inconstancia. En la publicación diaria y en el contacto fugaz y centesimal es difícil la costumbre y el aguante. Pero en la noticia próxima o el recado habitual, la excusa del silencio, la explicación de la nada, es difícil y mentira.



Al menos, en el mundo actual, en la educación y en la crianza nuestra, en los posibles y la materia que nos rodea. Creo."


Discutía con mi amigo del psiquiátrico estos puntos de vista, pidiendo su opinión como experto en el ciberespacio y usuario intenso, pero el discurso nuestro no llegó a solución. Me dijo que cada uno es como es, reo de sus silencios y de sus gritos. Pero yo creo que la elegancia y buenas maneras exigen respuesta rápida y sincera, una vez abandonado el Servicio de Correos y el sello, culpables antaño de retrasos y omisiones.



En fin, pensamiento en espera de respuesta.
Claro, que todo esto que pienso y escribo se podría resumir castizamente: "¡Conteste Vd., coño!";

Y el otro: "sí, por vía telegráfica".