Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

Pequeña carta

Otra pequeña muestra de la personalidad de don Nicasio, otra prueba más de su locura/cordura, otro vestigio de su profundo amor, doloroso amor, puro amor, que le acompañó toda su vida. 
Esta vez, y con gran sorpresa para mi, perfectamente situada en el tiempo, pues es de las pocas que conserva la fecha del franqueo sin género de dudas. Pero por la misma razón, y dada la biografía que conozco -conocemos-, difícil de aceptar: ya estaba en su mente y en su alma desarrollándose a pasos agigantados la irrealidad y nebulosa en que al final se convirtió su vida; la interior al menos, que es la que a él realmente le importó. 
“Señora
¡Qué pena no verla en mi recalada en la vieja ciudad, que recorrí los momentos que dejaron libre las obligaciones del barco, abarloado en el puerto comercial, ese que también conozco de arribos y escalas!
Quise pensar, o soñar, que estaría usted esperándome, como novia entregada y dispuesta, entre nervios,  ropa elegante y perfume, sonriéndome desde el viejo pantal…

Terra ignota

Desapareces como flor en el invierno y marchas  con el viento dejando sólo las preces. No te encuentro y me maldigo a veces y lloro, ¡tantas veces! y demasiado peno.