sábado, 27 de agosto de 2016

Tempus 3

La vela inflamada al sol
henchida por mil vientos
la luz inundando la vida
la proa hendiendo el agua
olor a sal.
Una tarde cualquiera
en un rincón de la mar.