Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Lecturas y 1

Me gustaría como el poetaesperar en mi invierno la flor de tu primavera; pero no sé, ni quiero.
Ignorancia mía y desconcierto malquerencia mía para el olvido así en el invierno te siento con la flor en tu cobijo.
Me gustaría con el poeta reír al alba indiscreta no llorar en la oscura noche mas de luz y sementera.
Me gustaría alba, primavera invierno, noche ser tu poeta.

Haikus y 1

En el mar negro los pescadores lloran; las redes vacías.


Flor del jazmín; embriaga en la noche aquel recuerdo.

Tarde lluviosa; tus lágrimas resbalan melancolía.

Vertiginosas, luchando en el cielo, las palomas pían.

Risa del niño; el corazón henchido del viejo humano.


Llanto del niño; una esperanza vive en mis desvelos.


El sexo fértil; la tierra prometida de mis anhelos.

Barco mecido acero y tempestad. Ulises ríe.

Pensamiento

Es día extraño, el primero de noviembre.
Vuelvo a mi casa, que ya no es tal más que en recuerdos vagos y viejosextrañado de todos y de todo.
Pongo flores en la tumba de mi padre hablándole tras el frío mármol y el olor de rosas, en conversación pendiente como tantas otras cosas. Cruzo mi pecho de plata y remordimientoesperando la otra vida en el miedo.
Paseo por las calles de mi niñez,ocupada entre juegos y sueños; busco mis pequeños recuerdos, y me sorprendo encontrando pocosperdidos entre juguetes y lecturas.Irreales. Miro los callejones de mis primeros besos,los bares de las noches de bruma y sexo, cuando olvidaba todo -vanamente-en aquellos inviernos de instituto y despertar primero. Aquellos lugares que, siendo míos, debieron serlo nuestros.