lunes, 21 de diciembre de 2015

Poesía no muerta




Lentas la horas

y tristes sentimientos en la lejanía.

Es el fin.

Las palabras se nublan fundidas en lágrimas.

Hoy el día es soleado, pero la muerte voraz lo alcanza todo.

Ha muerto el poeta, uno cualquiera, desconocido.

Enarbolo el testigo de su voz quebrada

y escribo.

Entre lágrimas y papeles viejos y rotos,


incinerados como el poeta y sus versos;


la llamas perderán empero con su voz y su todo


de inmortal poeta desconocido.




a Rosa. Poeta.







miércoles, 2 de diciembre de 2015

Noticias de N

Encontrada, medio quemada y arrugada, apenas legible por la caligrafía difícil y la tinta gastada –que sin embargo nos permite conocer claramente su autoría, de tanto conocidas-, al ordenar de nuevo, otra vez, tantas veces, los papeles de don  Nicasio, cuando los quehaceres profesionales y vitales me permiten de nuevo retomar su caso y memoria.

La dejo aquí porque supone novedad lo que esconden las líneas apretadas, las palabras borrosas; un episodio quizá tangencial a su caso, o primigenio en el mismo, tornado el inicial rechazo o imposibilidad en locura amatoria sin reciprocidad. No lo sé. Y dado que es la primera en las que aparece ese aspecto de su vida, o esa vida que por fuerza tuvo que llevar al margen de la obsesión que condujo al desastre, quizá sea difícil saber más, o completar este cuadro que ahora se abre. La montaña de papeles, carpetas, legajos, cartas y hasta libros dirá.


Hela aquí…

“…BORROSO NOMBRE –quizá A o quizá C-…es muy hermoso eso que dices, muy hermoso de verdad. Hacia tiempo que nadie decía algo así de mí; de hecho creo que es la primera vez que alguien dice algo tan hermoso de mi persona.
No creí ser capaz de provocar esas sensaciones en una mujer, y más en una mujer como tu, tan bella e increíble. Y no se si merecerlo de BORDE QUEMADO
Yo también me sorprendo muchos ratos acordándome de ti. También te pienso, en esa expresión tuya que tanto me palabra ilegible… y …idem…. me gusta.  Y sé que es difícil, no sólo para ti, si no para ambos. Resulta extraño que, viéndonos tan poco, conociéndonos tan poco,…palabras ilegibles. No se si es real, pero en todo caso fue mágico.
Pero es cierto que es difícil; duro y difícil. Cada uno tiene sus circunstancias, distintas y complicadas; sus historias pasadas, y su presente.

….palabras quemadas….no creo estar preparado, dejando aparte el momento y la situación en que nos hemos conocido, para ofrecer...borde roto

No quiero por nada del mundo hacerte daño ni, egoístamente, hacérmelo a mí pensando en una situación que ahora escapa a mis posibilidades por todo lo que nos rodea a los dos.

Me dio miedo eso que me dijiste de tu angustia; no lo mereces, pues no  puedo darte ahora lo que quieres o quizá esperas de haberme conocido. Sigo con los estudios y con la mar; pronto embarcaré y no sé si volveré a recalar por aquí…”


Sin firma, pero el estilo, la caligrafía, la tinta -nuevamente analizada a mis expensas-, y el lugar dónde la encontré no ofrecen duda de la autoría.