viernes, 3 de agosto de 2012

De realidades y ficciones


Los días son rápidos y veloces

caballos desbocados del calendario;

la luna brilla llena en el cielo,

las olas baten la delgada línea de arena en la playa

borrando las huellas que dejamos en nuestro andar.

Sólo te puedo ofrecer estas palabras

lo sabes bien.

Soy el perdedor de tu historia, el amante silencioso

el fugaz enamorado.

Las etiquetas te sientan bien;

la mujer, el  deseo, la aventura, la felicidad

siempre llevan tu posesivo.

Pero, imagino, las palabras no son suficientes

cuando no se tiene otra cosa,

otro material para construir los sueños;

cuando no se es el héroe

que imaginamos de niños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario