jueves, 25 de septiembre de 2014

Mínimas escenas y 3

Arreglando el mundo, la política y el país, los compañeros del bar de todas nuestras esquinas levantan las francas voces, comparten las risas, las ocurrencias, los sesudos razonamientos o no tanto, en la comunión del café, la mañana, la vida.

Los nombres de la política nacional y local, los recuerdos de pasados tiempos, las confidencias cantadas que dejaron de serlo hace muchos días y meses y años, se mezclan con las acusaciones de latrocinios varios, traiciones reiteradas, apelaciones patrias o a las desusadas internacionales, mientras rueda el  café, el coñac o el anís, se cantan los tantos de las partidas, vuelan la fichas de dominó, se comparte cigarros, se ríen las gracias, verbales y físicas, de la camarera.

Normalidad en la mañana hispana, repetida igual o así en todos los bares de todas nuestras esquinas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Invierno.3

Miro la mar y espero. Y la espera en la mar es eterna, sufrida tuya. Esperando mirando la mar ola tras ola tras ola en l...