miércoles, 19 de febrero de 2014

¡Ánimo Kurt!

Aunque la noticia tiene sus días, yo aún no me he recuperado del  malestar, el desánimo,  la tristeza…

Para los que admiramos al autor, y queremos a su criatura como ese hermano mayor  al que seguir, o ese compañero de trabajo insustituible, o ese policía al que acudir en los momentos de zozobra y peligro, pese a su nostalgia, su melancolía, sus momentos de malos modos, su soledad, la angustia de su vida…

Para los que hemos crecido, y creído, en el mundo de la Literatura Negra –sí, con mayúsculas - de la mano del entrañable policía de Ystad; para los que pese a no conocer Escania la consideramos como nuestra casa, y ahorramos la pequeña nómina para el sueño de ir al apartamento de Mariagatan 10;  los que pasamos mejor los seis meses de inmovilización de aquella lesión del tendón de Aquiles postrados en cama gracias a la palabra y bonhomía que rezuman los hermosos libros de sus aventuras…

...la noticia es pésima, abrumadora, increíble.

¡Animo Henning, ánimo Kurt! 
Mis mejores deseos, ojalá podáis volver a mirar la belleza y serenidad de ese mar vuestro que es tan viejo y sabio como este mío de los romanos, desde el que os admiro y os quiero.





No hay comentarios:

Publicar un comentario